Avisar de contenido inadecuado

Cambio Climatico, Transporte en Órbita Verde

Expand

Compartir coche

Una manera de reducir emisiones de dióxido de carbono en el transporte es compartir coche para ir al trabajo. Esta práctica va ganando cada vez más adeptos, motivados por la reducción de gastos que supone (menos dinero en gasolina, en peajes...).

Hay diversas webs como ViajamosJuntos ó Compartir, que ofrecen un servicio de "contactos" a tal fin, con el que puedes encontrar gente que haga tu mismo trayecto diario para compartir los viajes. De esta manera, ocupando más plazas en los coches que circulan, se pueden dividir por 2, 3 ó 4 las emisiones contaminantes generadas por persona, y se contribuye también a la disminución del volumen de tráfico en las carreteras.

 También se está poniendo de moda otra modalidad llamada carsharing, que consiste en empresas que ofrecen coches mediante el pago de una reducida cuota y/o pagando sólo cuando se utilice el vehículo. Esta modalidad, útil en grandes ciudades, permite optar preferentemente por el transporte público y disponer del vehículo sólo cuando realmente se necesite, evitando la tentación de tener un coche propio para desplazarse a muy poca distancia.

Buenas iniciativas sin duda.